ANTIDESLIZANTES – RESINA EPOXI CON AGREGADO

La Resina Epoxi Technogrip se puede aplicar sobre cualquier superficie, tanto exterior como interior (madera, cerámica, acrílica, piedra, vidrio, porcelanico, etc). Especialmente indicado para superficies de madera, vidrio, epoxi y metal, donde los tratamientos antideslizantes químicos no son eficaces, es una solución que se fija de manera duradera sobre el soporte donde se necesita aplicar. Se consigue resistencia al deslizamiento de acuerdo a normativa vigente (Clase 3 – Código Técnico de la Edificación).

Disponible en color transparente para no modificar la estética del suelo. Se ofrece en rugosidad estándar y rugosidad alta. Amplia gama de colores. Resistente a la intemperie. Sencilla limpieza y mantenimiento.

La aplicación de la resina epoxi con agregado Technogrip es técnica y realizada por personal de nuestra empresa. Para información adicional no dude en contactar.

Adjunto encontrará Ensayos de Laboratorio para superficie de acrílico , donde se obtiene una Resistencia al Deslizamiento R(d) > 45, por tanto Clase 3 del CTE.

Especialmente indicado para superficies de madera, vidrio, epoxi y metal, donde los tratamientos antideslizantes químicos no son eficaces. Es una solución que se fija de manera duradera sobre el soporte donde se necesita aplicar. Añadiendo sílice se consigue resistencia al deslizamiento de acuerdo a normativa vigente (Clase 3 – Código Técnico de la Edificación).

Resiste la intemperie y los lavados, siendo su limpieza y mantenimiento sencilla. Disponible en rugosidades: interior/estándar y exterior/alta. Disponible en colores negro, blanco, gris, marrón, amarillo, transparente.

Los Tratamientos Antideslizantes Technogrip están garantizados por varios años. El certificado de garantía acredita la finalidad preventiva del tratamiento y que este ha sido realizado para reducir el riesgo de caídas y accidentes por resbalamiento. En este sentido, los tratamientos antideslizantes contribuyen al cumplimiento de la legislación vigente, en lo referente a la exigencia de que los suelos sean antideslizantes. En concreto la DIRECTIVA EUROPEA 89/654, LEY DE PREVENCION DE RIESGOS LABORALES 31/95 Y REAL DECRETO 486/97.